Son muchos los dilemas de los padres contemporáneos frente a la educación de sus hijos, afrontan un sinfín de tendencias, modas, ideologías muy distintas a las de la adolescencia que les correspondió. Por ello he aquí una recopilación de cortos consejos que serán un estandarte de la buena educación para todo momento y para toda época.

1. Educa con firmeza, pero con amor

María:
“Siempre exigí a mi hijo que diera lo mejor, esto me exigió a mi darle lo mejor a el”
Educar con firmeza es mantener Roles, Funciones, Normas, límites claros; es Educar con coherencia. No puedo pedir algo que no he dado o no he enseñado en la acción.
Es importante que a la hora de exigir nos preguntemos si es razonable esa exigencia para ese hijo o hija, de acuerdo a su edad, su conocimiento, también es importante comprender el por qué le cuesta ejecutar alguna instrucción para también ajustar las estrategias.
Los mejores procesos de aprendizajes han tenido eco a través del tiempo, porque hubo una combinación perfecta: Inspiración + creatividad + Firmeza + exigencia + Amor.

2. Construye hoy los mejores recuerdos para tu hijo

Germán: “Mi Hijo me dice: pa, los mejores recuerdos de mi vida te los debo a ti”
El tiempo, el tiempo finalmente se transforma en recuerdos. Hoy vivimos en la generación de los afanes, del poco tiempo, de la prevalencia de momentos asignados mas no elegidos.
El tiempo que le des a tu Hijo lo es TODO. En el hoy estas aportándole para su futuro. No hay excusas. Tus hijos son prioridad y así debas trabajar muy duro, estudiar muy duro nada reemplazara los momentos que quedarán guardados como recuerdos y enseñanzas que serán útiles para el resto de sus vidas.

3. Enséñale a ser esforzado y entonces él será exitoso

Emilia: Mi hija es muy exitosa, es mi orgullo…
Camila (hija) : “Gracias a mis padres aprendí el valor del dinero, el valor del tiempo, El valor del orden y el valor de la vida”
Es más fácil dar todo lo que piden que decir NO. Esta generación es la generación comercial, se han creado” necesidades innecesarias” y cada niño o joven vive sumido en obtener lo que la moda, la tecnología u otras áreas modernas recomiendan y por otra parte los padres viven sumidos para facilitar esas necesidades. Si bien es importante que tus hijos tengan bienestar y comodidad, debes discriminar lo que realmente tu hijo necesita y le contribuirá a su Ser. Cuando desee obtener algo que le edifique el trabajo como equipo será siempre mejor¡¡¡ Motívales para que pongan su cuota de esfuerzo!
Ganar una carrera sin esfuerzo no genera la sensación de Victoria. Para que tu hijo sea victorioso enséñale el valor del ESFUERZO en todas las áreas de su vida Y entonces darás origen a hábitos que le harán exitoso en la totalidad de su vida.